HÁBLEMOS DE BASES DE MAQUILLAJE

5.3.18



Los productos de belleza, cosméticos, cremas..., son algo muy personal, tanto por nuestra piel como por nuestras preferencias en cuanto a colores, texturas, etc.

Como #compartiresdeguapas, hoy os voy a hablar de mis bases de maquillaje. Es evidente que yo también tengo mis preferencias, mis gustos y productos favoritos pero siempre estoy probando cosas nuevas, nunca se sabe, a lo mejor nos aferramos a un producto y ahí fuera nos está esperando algo mejor.

Como sabéis si me habéis seguido la pista en Instagram últimamente, distingo las bases de maquillaje según se ajusten más a las exigencias del día a día, o para una buena noche de fiesta, cenas y eventos varios. Y es que no le pedimos lo mismo a una base para el día, para irnos al trabajo por ejemplo, que para la noche.

Queremos levantarnos por la mañana y tener aspecto saludable, una cara luminosa y una tez natural, así que el maquillaje debe ayudarnos a conseguirlo y a sentirnos cómodas con nosotras mismas.
Para el día a día me gusta sentir la piel fresca y ligera, y con un aspecto natural. Mis favoritas son:

 .  Velvet Matte foundation de Nars: es una base en stick súper cómoda y multiusos. La podemos usar tanto para un maquillaje integral, como para pequeños retoques. Ideal para llevar el bolso porque lo podemos usar en cualquier lugar ya que trae aplicador incorporado.


. Tient Miracle de Lancôme, una base de maquillaje de textura ligera, cobertura media y que nos ofrece un resultado súper natural, una piel aterciopelada y luminosa y que, además, es súper duradera. Y cuando digo súper es súper. Tiene SPF15.


. Beyond Perfecting de Clinique, aunque su textura es más pesada, me encanta para diario. Para ésos días que te levantas con peor aspecto, cubre y tapa las señales de cansancio y falta de sueño gracias a su textura más densa, y a que trae incorporado un corrector.



. Skin long-wear weightless foundation de Bobbi Brown: una base increíble, deja una sensación súper fresquita y ligera en la piel pero es un todoterreno, cubre absolutamente todas las imperfecciones y dura un montón intacta.

. Skin Perfect de Jorge de la Garza: es súper fluída, muy fácil de extender y unifica perfectamente el tono, una base fácil de llevar y nada pesada que deja la piel perfecta, lisa y fina.



. Face Fabric de Giorgio Armani. Base de textura en mousse súper fácil de extender  porque se funde fácilmente con la piel. No aporta una cobertura alta por lo que el resultado es muy natural. Me parece perfecta para el día a día.



. My Armani to Go en formato cushion. Es todo un descubrimiento para mi, por su formato y modo de empleo, así como por su formulación. Es muy muy fácil de extender gracias a la esponja que trae incorporada. Deja una piel lisa y preciosa.


Para la noche, yo (y seguro que muchas de vosotras), busco una base más densa y con más poder. Aunque no me gusta renunciar al aspecto natural, no me importa que la base sea más consistente, es decir, que se note más, que se sepa que llevo algo. Además, suelo buscar un tono un poco más oscuro, para que si maquillo los ojos no exista tanto contraste entre ellos y el resto del rostro. Y otra cosa, si son mate mucho mejor, así evitaremos los odiados brillos y salir como una luciérnaga en las fotos.
Me decanto por:

. Tient Iconde de Lancôme: A diferencia de su hermana la Tient Miracle, es una base consistente, muy cubriente, mate y que aguanta lo que le echen porque dura muchísimo.



. All Hours de YSL: Una base que aguanta carros y carretas, específicamente creada para ésas noches largas y en las que queremos lucir radiantes, evita los brillos, es capaz de mantenerse intacta aunque sudemos..., es una pasada.


. Double Wear de Estee Lauder, es potente, cubre manchas, granitos, rojeces..., y también es súper resistente. Aunque su textura es bastante consistente, se extiende fácilmente y el tono queda perfectamente unificado.



RECOMENDACIONES: 
Que las divida en dos grupos no significa que le ponga la etiqueta y que me centre en usarlas solamente en ésa franja horaria. Podemos utilizarlas según queramos, faltaría más, no todos los días nuestra piel está igual y tiene distintas necesidades así que está en nuestra mano utilizar el producto, o los productos que más se adecúen a cada ocasión.
Lo único con lo que yo tendría cuidado es con  el acabado según la textura, trabajar bien el producto me parece primordial usemos la base que usemos para que el resultado sea óptimo.

Otro punto a tener en cuenta es el tono, súper importante encontrar el tono adecuado para que el resultado sea bonito y nos favorezca, no queremos conseguir una piel de aspecto más viejo ni tampoco un rostro en contraste con el resto del cuerpo, o ése horrible corte que aparece entre la cara y el cuello. Aunque para la noche yo soy la primera que busco un pelín más de intensidad, no conviene pasarse porque el resultado es súper tosco.

Y si te has quedado con ganas de más, o te ha entrado el gusanillo y quieres darle uso a tú base de maquillaje, desde AQUI puedes acceder a un post donde te cuento el paso a paso para conseguir un maquillaje perfecto, y con el que lucir preciosa. Corre que te doy un montón de trucos y consejos.



No hay comentarios :

Publicar un comentario