EL TAMAÑO NO IMPORTA

1.3.19


A raíz de mi primer look post parto (podéis verlo AQUÍ) habéis sido muchas las que me habéis escrito por privado para preguntarme...

¿QUÉ HAS HECHO PARA ESTAR ASÍ DESPUÉS DEL EMBARAZO?

La respuesta es NADA. Nada de nada.

Soy así, mi constitución es así y pese a que a veces como más porquería de la que debiera, no engordo un solo gramo, muy a mi pesar.
Siempre he tenido muchísimo complejo y nunca han faltado los insultos e insinuaciones dañinas, pero a día de hoy estoy tan feliz conmigo misma que me dan igual. Valoro la salud, no los kilos ni la talla. A todxs nos gusta vernos bien y gustar a los demás, y nos afecta e importa lo que opinen de nosotros por mucho que digamos lo contrario, pero con el tiempo he aprendido a no dar importancia a lo que me digan. No existe nada más importante que nuestra salud, lo demás es secundario, pura fachada.

Cómo dije a través de Instagram, no tengo porqué justificarme ni dar explicaciones pero siento la necesidad de poder hablar de éste tema libremente y sin que se me cuestione y así darlo por zanjado de una vez por todas.

Mido 1.75 y antes del embarazo pesaba 45 kg. Sí, habéis leído bien, sólo 45kg. El peso ideal para mí estatura son 20kg más.

Siempre he estado muuuy por debajo del peso que me correspondía, y recuerdo la peregrinación de médico en médico desde bien pequeña.
Las mil y una pruebas que me hicieron determinaron que no había rastro de ningún problema de salud, y cuando hablo de problemas de salud también englobo las enfermedades relacionadas con la alimentación, un insulto fácil y gratuito que muchxs sueltan alegremente sin pensar en las consecuencias.

Soy así, un saquito de huesos pero una persona sana hoy por hoy. Como lo que quiero y no engordo un gramo, puede sonar a coña pero es así tal cual.

Con éste post sólo pretendo haceros ver que los estereotipos no son buenos, las personas delgadas no sólo estamos así por no comer o por machacarnos en el gimnasio, o porque estamos enfermas. Abramos la mente, no sólo somos una talla o un peso x, somos mucho más y juzgar sin conocer al 100% sólo sirve para hacer daño.

Por otra parte quiero dejar claro que me muestro tal y como soy, sin trampa ni cartón y que así voy a seguir haciéndolo. No voy a dejar de compartir mis looks porque haya ciertas personas a las que les molesta mi físico.
Invito a dichas personas a que se vayan por donde han venido, si yo no soy ejemplo de persona a seguir porque estoy delgada y puedo crear complejos en los que me ven, lo siento, no voy a agacharme ni pedir perdón por ser como soy. Y aprovecho para decirles que dejen de preocuparse tanto por el aspecto físico y por lo que se ve, y que empiecen a hacerlo por lo realmente importante, por ofrecerles a sus hijos valores y una educación sana en todos los aspectos. La empatía si éso la dejamos para otro día.

Una niña/o con problemas alimentarios no sólo llega a éste estado por querer ser como las modelos que ve en la tele, revistas, etc, hay mucho más detrás así que dejemos de señalar con el dedo a ciertos colectivos y gastemos nuestras energías en criar a nuestros hijos libres de prejuicios.

Más allá de lo estético está la salud que es en lo primero que tenemos que pensar, y como en todo, estar sano depende de muchas cosas y no sólo de lo que pesemos. Viendo a una persona sólo a través de fotos no podemos sacar conclusiones, para poder hablar hay que conocer a fondo a dicha persona, y las circunstancias que lo rodean.

C'EST FINIT

No hay comentarios :

Publicar un comentario