MATERNIDAD: DESMONTANDO FALSOS MITOS

29.3.19


Si durante el embarazo nos persiguen un montón de mitos y frases lapidarias, una vez que el bebé ha nacido la cosa no mejora. 

En el post de hoy hablo de lo que opino de algunos de ellos.


1. SER MADRE SIGNIFICA SER PLENAMENTE FELIZ : 

La felicidad tras la llegada de un hijo es evidente, claro, pero también es una etapa dura y los sentimientos están a flor de piel, por no hablar de que por tener un hijo los problemas vitales no se esfuman.

No te sientas mal por echar alguna lágrima de vez en cuando, es normal y no eres peor madre por ello. La vida cambia tanto que a veces es difícil adaptarse y encontrarnos con nosotras mismas, lidiar con las preocupaciones, con los quehaceres diarios, etc.
He experimentado en mi propia piel la sensación de rechazo ante las quejas y no creo que tenga nada de malo, no todo es tan bonito como digo, y os hablé de ello en éste post




2. SI NO DAS PECHO NO ERES UNA BUENA MADRE: 

El tema de la lactancia dá para un gran debate, pero en términos generales el título de éste apartado es el resumen de lo que la mayoría de la gente pro lactancia materna piensa y te hace sentir. 

Por dar el pecho no eres mejor madre, ni más sacrificada. Es una decisión muy personal en la que influyen muchas circunstancias.



3. LOS BEBÉS DUERMEN TODO EL RATO: 

No sé porque tenemos la creencia, o el convencimiento firme de que los bebés duermen la mayor parte del día cuando no es así. Durante los primeros días están sumidos en un pequeño letargo del que no te debes fiar, con el paso de los días empiezan a dormir menos y están más espabilados. 

Parece que decir que tú hijo no duerme mucho es como hablar del espacio exterior, algo insólito pero nada más lejos de la realidad, tienes un hijo, no una marmota, y cuanto más despierto esté mejor será su desarrollo.


4. NO LO METAS EN CAMA CONTIGO: 

Y yo digo, ¿por qué?. Después de estar nueve meses en la tripa de mamá es normal que el bebé llore cuando lo dejas en la cuna, necesita calor, tú calor, el mismo que ha sentido durante tantos meses. 

Es cierto que debemos de establecer rutinas y cuanto antes mejor, pero, a mi forma de verlo, no debemos de llevar ésto al extremo.  No se trata de que tú hijo vaya a dormir contigo hasta la mayoría de edad, se trata de que dejes que se acostumbre a su nueva situación poco a poco.


5. EL DICHOSO COLO: 

El bebé no se acostumbra al colo, no, se acostumbra al cariño, al calor humano, a la protección..., ¿hay algo más bonito?. 
Cógelo, abrázalo y cómetelo a besos siempre que quieras que el tiempo pasa demasiado deprisa.



Se me ocurren muchos más mitos que desterrar pero éstos son los que más me tocan las narices. No me gustan, me gusta que cada persona decida como llevar su vida, como criar a sus hijos y como ser feliz. 

No todo es de color de rosa y hasta los momentos más felices tienen detrás cosas negativas, asumirlas es lo mejor que podemos hacer para normalizar ciertas situaciones y para que afrontar los problemas no suponga una frustración.


No hay comentarios :

Publicar un comentario