VIAJES: FINDE DE RELAX EN EL PAZO DE ESPOSENDE, RIBADAVIA.

30.5.19


El pasado fin de semana hicimos las maletas para descubrir el Pazo de Esposende, una casa señorial del siglo XV situada, como su propio nombre indica, en Esposende, Ribadavia (Ourense).

Fue restaurado en el 2017 para convertirse en lo que es hoy en día, una casa de turismo rural cuyas paredes encierran mil y una historias y en la que te sentirás como en casa gracias a la amabilidad y al buen hacer de Tatiana y José, el matrimonio que lo regenta. 


INSTALACIONES Y SERVICIOS

Las habitaciones y zonas comunes están dispuestas alrededor de un patio que forma parte de la construcción original(s.XV) y cuya belleza es imposible de capturar en una foto.

A pesar de tratarse de una casa adaptada como alojamiento turístico,  consta de ascensor, lo cual me sorprendió gratamente teniendo en cuenta que viajábamos con un bebé (y tropecientas maletas y bolsas), y hecho que me parece de suma importancia puesto que facilita un montón la estancia y el transporte del equipaje. En éste aspecto podéis estar tranquilos porque no tendréis que cargar en ningún momento con las maletas puesto que también disponen de un carro para llevarlas hasta la misma habitación.

El 'Pazo de Esposende' es un oasis de paz, en él podréis desconectar de la rutina y descansar. Es el lugar perfecto para una buena cura de sueño, sinó decídnoslo a nosotros que Ramón durmió del tirón las noches que pasamos en él, ¿magia?, no lo sé, pero nunca había dormido tan bien, y a nosotros nos supo a gloria, jaja.

No hay servicio de resturante, pero tenéis variedad de ofertas gastronómicas súper cerquita del hotel.
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


¿QUÉ HACER Y/O VISITAR? 

. ENTRE VIÑEDOS: Teniendo en cuenta que está situado en plena comarca del Ribeiro, famosa por su cultura vitivinicola, se me ocurre que un buen plan sería hacer una ruta por viñedos y bodegas, para conocer de primera mano su elaboración. ¿Qué tal un finde enológico?


. AGUAS TERMALES: La provincia de Ourense es también conocida por sus balnearios, pozas y aguas termales.
Las 'Pozas de Melón' están a pocos km del Pazo y en ellas, además de un gustoso baño, puedes encontrar un paraje sin igual por el que hacer una ruta de senderismo en la que descubriréis, entre otras, la cascada de Tourón, un precioso salto de agua. 

Las 'Termas de Prexigueiro' también os quedan a tiro de piedra si os hospedáis en Esposende, y están en un entorno natural inigualable, si las conocéis no váis a querer marcharos.

. MONUMENTOS: El más famoso es el 'Mosteiro de Oseira', un edificio majestuoso y de gran belleza conocido por ser el único en toda Europa que consta de tres claustros, pero ésta zona es tan rica en patrimonio material que a cada paso te encontrarás con algo que merece la pena visitar.

Ribadavia. Adentrarse en su casco antiguo es como retroceder en el tiempo, sus estrechas callejuelas son dignas de la mejor postal.

 
 
 

Ha sido un finde de ensueño, hemos podido descansar, disfrutar del Pazo y de su entorno y nos hemos sentido como en casa, Tatiana y José son, sin duda, los perfectos anfitriones y desde aquí quiero darles las gracias por todo, ha sido un verdadero placer conocerles.

Además de una historia personal digna de escuchar, no dejan nada al azar, todo está cuidado al detalle. Y Tatiana tiene unas manos de oro, ella misma con los productos que recoge de los frutales de la finca hace mermeladas caseras que podréis degustar en el desayuno, y que están de vicio.

¡VOLVEREMOS SIN DUDA!, y si a vosotrxs después de haber leído éste post os pica la curiosidad u os apetece saber más, en su web AQUÍ podréis ver toda la info, aunque os recomiendo que habléis directamente con ellos por teléfono, si lo hacéis no necesitaréis nada más para tomar la decisión de conocerles.

No hay comentarios :

Publicar un comentario