EMBARAZO: LO NORMAL, ¿QUÉ ES LO NORMAL?.

3.10.18


Aborrezco profundamente la gente que se compara a otros diciendo que lo que la otra persona hace 'no es normal'.

Es una frase muy recurrente, y detrás de la que nos escudamos para criticar lo que hace el resto, muchas veces tratando de justificar nuestros propios actos.


Y es una frase que, como no, también sale a escena durante la etapa del embarazo en multitud de ocasiones, precisamente por éso, por el afán de comparar nuestra experiencia con la de otra persona, ignorando el hecho de que cada persona y cada cuerpo son diferentes, por lo cual, afrontaremos nuestros retos, miedos y problemas de maneras bien distintas.

Pero lo bonito de la vida es precisamente ésto, que no somos clones, gracias a Dios, y que cada uno, además de un aspecto exterior diferente, tenemos poder de decisión sobre nosotros mismos, y sobre lo que nos gusta o no, algo que influye directamente también en lo que vemos cómo más o menos normal en los demás, según nuestras costumbres, vivencias, creencias...

Durante el embarazo, evidentemente, éstas diferencias entre iguales, bien sean físicas, psicológicas o culturales, marcan y determinan el curso del mismo. Además de otros factores como los imprevistos y problemas que puedan surgir durante el camino.

Teniendo en cuenta ésto, y pese a que todas tratamos de buscar el ejemplo de una amiga o familiar para resolver ciertas dudas, no debemos de sacar de contexto algunos temas, al menos no sólo por el simple hecho de que tú lo harías de otra manera, o tú lo entiendes o sientes de otra forma, repito, todas somos diferentes, nuestros cuerpos también lo son.


Voy a poneros sólo tres ejemplos, aunque podría escribir hasta mañana:

1. Empiezo  recordando el caso de la famosa bloggera italiana Chiara Ferragni que tuvo que salir al paso justificándose porque su tripa no era lo suficientemente grande como muchas consideraban que debía ser para el mes de gestación en el que se encontraba, como si ésto pudiésemos controlarlo nosotras.

Hay unas tablas de pesos y medidas para seguir la evolución y crecimiento del bebé, y con las que saber si todo marcha correctamente, pero no hay nada establecido para el crecimiento de la tripa de la madre. La constitución de cada mujer es diferente, en función de la misma nuestro cuerpo reacciona de una u otra forma.
Además, factores tan variables como el tamaño del bebé, el líquido, peso del útero, etc, son clave, y como digo, varía entre unas mujeres y otras.


2. ¿Aún no se mueve nada?, ¡qué raro, lo normal es que ya lo empezases a notar!.
Dicen que se empiezan a notar los movimientos del bebé entre la semana 17 y la 22. Las primerizas supuestamente tardamos más en notarlo, o a lo mejor es que no nos damos cuenta de que ése cosquilleo es él moviéndose, porque nunca hemos tenido ésa sensación..., o puede que tenga mucho sitio y éso hace que sus movimientos no te afecten tan directamente.
En resumen una vez más diré que todas somos diferentes, y no podemos generalizar ni tampoco imponer que nuestro caso particular sea el único correcto, hay excepciones, como en todo, y lo importante es que el bebé esté bien, independientemente de que tú lo sientas más o menos.
Decir 'no es normal que aún no lo sientas' me parece, además de cruel, una afirmación demasiado atrevida.


3. ¿Aún no le has comprado nada?.
Igual de raro me parece a mí comprar el carrito al tercer mes como a las que me ven a mí una pasota por no tener nada con 6, para que veáis lo diferentes que somos. No es que me haga más o menos ilusión, cosa que ya me han dicho en alguna ocasión, se trata de que hemos preferido dejar pasar un tiempo prudencial antes de mirar nada, quizás por miedo, o por recelo, no lo sé.


Y podría seguir pero no lo veo necesario.

Nuestra manera de pensar y ver la vida es diferente, nuestro físico también, nuestras circunstancias personales...
Jamás se me ocurriría hacer determinadas preguntas, y menos para imponer mi opinión al respecto en un momento así. Os ánimo a dejar de juzgar y poner nota al comportamiento de las demás por el simple hecho de que su manera de llevarlo no se ajuste con la vuestra. Una vez más es cuestión de respeto.

Todo es válido siempre y cuando se haga un seguimiento correcto del embarazo, que es lo más importante. Lo demás es absurdo, si tú engordas y yo no, si mi barriga es más pequeña o más grande, si yo me compro ésto o lo otro, si a ti te duele aquí y a mi allí....nada es raro, cada una tenemos síntomas y sensaciones diferentes, y podemos interpretar una misma cosa de muchas formas distintas, todas ellas igual de válidas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario