sin palabras

27.7.13

Cuando las desgracias son tan grandes como la de éste día en Santiago la mente no tiene capacidad inmediata para comprenderlo, para asimilar que cosas como ésa puedan suceder. Desde el mismo momento en que ví las primeras imágenes me encuentro como en una nube, como si de un momento a otro me despertase y todo hubiese sido un terrible sueño. Es increíble, no tengo palabras para describir la mala sensación que me está recorriendo éstos días y todo lo diario y cotidiano, todo lo que hasta ése momento era lo normal se ha convertido en algo secundario, es cierto que la vida sigue pero yo éstos días, inconscientemente, he hecho un alto en el camino porque nunca se sabe lo que nos puede pasar, ni donde ni como, pero si algún día algo así me ocurre, me gustaría que alguien sintiese lo mismo que yo siento en éstos momentos. Por suerte no me ha afectado directamente pero sí tengo conocidos que lo están pasando francamente mal por la pérdida de amigos, vecinos, etc. Su pena se ha convertido en parte de mí también porque nunca se sabe donde el destino nos tendrá puesta la trampa y, en éstos momentos, todos somos uno. Es inevitable pensar más allá, cuanta gente que conozco ha viajado en ése tren haciendo ése trayecto habitualmente...., pero ahora ya no valen ni los pensamientos, ni los quizá...., ahora que éste trágico accidente quedará escrito en nuestras vidas para siempre sólo puedo decir que ánimo a todos aquellos que lo estén pasando mal, ánimo a las familias y a todos los que en éste mismo instante siguen luchando por salvar su vida, ¡ÁNIMO!.


3 comentarios :

  1. Mandamos todo el ánimo y apoyo, esperamos que pronto salgan adelante y que esto no vuelva a suceder!

    http://inatrendytown.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Se me pone la piel de gallina solo de leer estas palabras Laura. Aunque doy gracias porque no conocía a nadie que fuera en ese tren, es cierto que todos tenemos amigos o conocidos que podían haber hecho ese trayecto. Y todavía a día de hoy no puedo evitar emocionarme al ver en las noticias los relatos de los vecinos de Angrois. Ha sido una verdadera tragedia, y por el otro lado, un emocionante acto de solidaridad el de todos los gallegos y gallegas que me hace sentirme muy orgullosa de serlo! Espero que vuelvas pronto por aquí bonita.
    Un abrazo muy fuerte!

    Lucia Gallego Blog

    ResponderEliminar
  3. Yo siento lo mismo que tu por lo que paso, aun que no soy de Galicia ni de España !

    ResponderEliminar