REFLEXIONES: DEL AMOR Y OTROS DEMONIOS

El amor propio es algo que nace fruto de la madurez. De repente todo encaja, te encuentras a ti misma, sabes lo que quieres y el camino que tienes que tomar para conseguirlo, y tú personalidad se convierte en un refugio donde los miedos no tienen cabida.

Pero hasta llegar a éste punto, en la relación contigo misma has tenido idas y venidas, reproches, quejas y lamentos. Hasta éste momento eras vulnerable a las críticas, a las opiniones y a ti misma en su versión chunga.

Hasta este momento no te habías parado a pensar en que tus complejos son las virtudes de otro, y que cada uno de nosotros somos únicos y especiales por alguna razón más allá de lo físico y lo visible.

Qué importante es quererse, porque en los momentos difíciles, cuando te mires al espejo ahí estarán de nuevo; los mismos miedos, los mismos peros de siempre, y sólo tú podrás borrarlos y aprender a caminar con paso firme y decidido.

Quiérete, quiérete mucho. Cuídate, mimate y sé sólo aquello que quieras ser.

continuará…

Laura Lourido

Ser cabezota puede ser un defecto, o no. Éste calificativo que tan bien me describe ha sido el impulso que he necesitado todos éstos años para crecer en mi proyecto de marca personal. Bienvenidos a mi mundo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos desde Blog

MONOI DE TAHITÍ

En el post de hoy os muestro una variada selección de productos cuyo ingrediente principal es

CORAX FAUNA

Tenemos tantos planes pendientes que los fines de semana no son suficientes para darle forma a