LIBROS INFANTILES

La pasada semana compartí con vosotros un descubrimiento que me pareció interesante (y que no es publicidad). Se trata de BooKids, una plataforma de suscripción mensual para conocer novedades literarias enfocadas a niños y niñas de entre 3 a 7 años de edad indistintamente.

A raíz de dicha publicación, y viendo que a muchas de vosotras os interesó la temática, he pensado en hacer éste post para enseñaros algunos de los cuentos que más le gustan a Ramón.

Ahí van mis recomendacionesde libros infantiles, parte I.

Como fanática de la lectura, siempre he querido trasladarle mi amor por los libros. No veía el momento de que fuera él el que diera el paso de pedirnos uno.

Desde bien pequeñito establecimos un momento de lectura nocturna, un momento de relajación antes de irse a dormir. Según fue pasando el tiempo en vez de relajarse, se excitaba más y no conseguíamos que prestase atención ni que se implicara en la lectura, por lo que decidimos hacer una pausa. Después de unos meses, ¡sorpresa!, su interés volvió de repente y ahora cualquier hora es buena para leer.

Es fundamental elegir bien los cuentos, y depende de nosotros encontrar lecturas que les motiven y que despierten su interés. Además de respetar sus tiempos, debemos de tener en cuenta su madurez, ser constantes y no tirar la toalla y, sobre todo, tener paciencia.

¿CUÁLES SON SUS FAVORITOS?

Os enseño mis recomendaciones de libros infantiles a continuación, teniendo en cuenta las lecturas que más demanda y que se han convertido en nuestros best selles particulares.

Excepto una, todas las recomendaciones de hoy son en gallego, os dejo enlaces a las traducciones y un pequeño resumen de lo que encontraréis en cada uno de ellos.

LÚA (‘Luna’): Un libro donde las imágenes son las protagonistas y que se transforman en una canción pegadiza y fácil de recordar.
Todos los libros de ésta colección, ‘De la cuna a la luna’ son originales y resultan muy interesantes para los niños por su contenido.

UN BECHO ESTRAÑO (‘Un bicho extraño’): Una lectura dinámica y muy visual que despertará la atención de los más pequeños, y con el que la imaginación vuela hasta límites insospechados.

A QUÉ SABE A LÚA? (‘¿A qué sabe la luna?’): Los animales se agrupan sin importar quién o cómo son, para tratar de descubrir a que sabe la luna. Un libro que nos invita a hacer piña, a hacer las cosas en grupo y a ayudarnos los unos a los otros sin prejuicios ni estereotipos.

LA PEQUEÑA ORUGA GLOTONA: Llegó a casa porque era mi favorito cuando iba a la escuela infantil, todavía hoy recuerdo el momento en el que nos sentábamos en corro mientras la profe nos lo leía. Sus imágenes me tenían embelesada y me apetecía tenerlo en casa, sin pretensiones, como un recuerdo. Para mi sorpresa, a Ramón le gustó desde el momento en que lo vio, por su colorido, por sus hojas desplegables. Ahora, con el paso del tiempo, le gusta ver como la oruga se convierte en una bella mariposa.

O REI DOS ANIMAIS (‘El rey d los animales’): Un libro que trata la igualdad, nadie es más que nadie. El león se cree el rey de los animales por lo que dictamina una serie de leyes en su favor. Los animales se cansan de los privilegios del león y se rebelan.

Espero que os guste el post, si es así, compartiré más adelante más títulos que nos gustan.

En alguno de los post de decoración de la habitación infantil he compartido más. Os los dejo aquí.

Laura Lourido

Ser cabezota puede ser un defecto, o no. Éste calificativo que tan bien me describe ha sido el impulso que he necesitado todos éstos años para crecer en mi proyecto de marca personal. Bienvenidos a mi mundo.

1 Comment

  1. LA DECORACIÓN DE LA CASA PUEDE CAMBIAR GRACIAS A PEQUEÑOS DETALLES, COMO PUEDEN SER LAS CAJAS PARA GUARDAR ESTOS LIBROS, DIFERENTES CESTAS O INCLUSO UNAS VELAS,LO IMPORTANTE ES BUSCAR NUESTRO ESTILO.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos desde Blog

MONOI DE TAHITÍ

En el post de hoy os muestro una variada selección de productos cuyo ingrediente principal es

CORAX FAUNA

Tenemos tantos planes pendientes que los fines de semana no son suficientes para darle forma a