EL AMOR EN TODAS SUS VERSIONES

Existen millones de pequeños detalles que nos definen Que definen nuestra personalidad, nuestros gustos y nuestro estilo de vida. La ropa que usamos, las canciones que cantamos, nuestra comida favorita o la decoración de nuestros hogares, hablan de nosotros. También lo hacen las fragancias que utilizamos. Éstas, además, son la viva voz de nuestro día a día, partícipes y resultado de nuestro estado de ánimo.

Lancôme, con motivo del próximo día de San Valentín, nos propone un juego. Tomando como referencia tres de sus fragancias más top: ‘La Vie est Belle’, ‘Idôle’ y ‘La Nuit Trésor Intense’ y, a través de un breve cuestionario, identifica la fragancia que define nuestra manera de ver y sentir el amor.

¿QUIERES DESCUBRIR QUE FRAGANCIA ES LA TUYA?.

Accede al cuestionario a través de éste enlace. Y si eres de las que no celebran éste día, ten en cuenta que la palabra amor es tan amplia como razones haya para sentirlo. El amor no es sólo un gesto para con otra persona, el amor es querernos, amar lo que hacemos y luchar por nuestros sueños.

LAS FRAGANCIAS

‘LA VIE EST BELLE’: Un clásico, seña de identidad para la marca y, probablemente el más famoso para vosotras.
Un perfume femenino, una oda a la vida que simboliza el amor optimista.
Os he hablado de ella, y de alguna de sus versiones en ésta selección de post.

‘LA NUIT TRÉSOR INTENSE’: Pasional, así es el amor que se identifica con éste perfume tan característico. De notas intensas, es el perfume de quien hace las cosas desde el corazón.

‘IDÔLE’: El perfume de la mujer empoderada, fuerte y decidida. Nos describe el amor imparable, reflejo de una personalidad que no se rinde, que lucha por lo que quiere.

Laura Lourido

Ser cabezota puede ser un defecto, o no. Éste calificativo que tan bien me describe ha sido el impulso que he necesitado todos éstos años para crecer en mi proyecto de marca personal. Bienvenidos a mi mundo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos desde Blog

MÁS QUE UNA FOTO

Puedes sentir el agua fría en los pies, el cosquilleo de la arena entre los dedos