LIÉRGANES

/

Cuando planeamos visitar Cabárceno, salvo el hotel y las entradas al parque, lo demás lo dejamos un poco al azar. Estábamos abiertos a cualquier plan de última hora. Quizás viajando con niños no sea lo más conveniente, diréis, pero la verdad es que no cerrarnos a nada hizo que disfrutásemos del finde sin agobios, solventando las necesidades del momento sin mayores problemas y adaptándonos a los tiempos de los niños sin que el reloj fuera el que nos marcase el camino.
Como os comentaba en el post anterior (podéis verlo aquí), en Cabárceno no había posibilidad de cenar por lo que nos tuvimos que movernos a Liérganes, a unos 10min en coche.

UN PUEBLO CON HISTORIA

Está considerado como uno de los pueblos más bonitos de España. De origen humilde, su suerte cambió con la apertura de una fábrica de artillería que aportó importantes beneficios, fruto de los cuales podemos apreciar en él un importante patrimonio arquitectónico declarado conjunto histórico en el año 1978.
Además, es famoso por sus aguas termales y por la Leyenda del Hombre Pez.

¿QUÉ VER?

El primer día nos recibió ya de noche, buscando información supimos que estaba considerado como uno de los pueblos más bonitos de España por lo que sabíamos que teníamos que repetir la visita.
Vale la pena pasear por su casco antiguo con calma, es como trasladarse al pasado, las casas están perfectamente conservadas y hacen que el pueblo adquiera un encanto especial.

GASTRONOMÍA

La gastronomía de la zona es tan amplia como sabrosa. Desde los productos cárnicos hasta los postres, pasando por los quesos de la tierra.
Os dejo nuestras recomendaciones:

. LA JUGUETERÍA, un restaurante con encanto. Está íntegramente decorado con juguetes, es un lugar diferente y con encanto.
El menú es variado, hay todo tipo de tapas y algún plato más elaborado.

. LAS HIJAS DEL PEZ: Un establecimiento integrado en el que fuera un taller mecánico, muy acogedor. Está abierto desde buena mañana para ofrecernos desde desayunos hasta las cenas.
Nosotros fuimos a cenar, todo estaba buenísimo y el trato fue inmejorable. Ah! y los postres, para perder el sentido.

Por cierto, es muuuuuy típico de la zona tomar el chocolate con churros, nosotros no lo probamos así que tendremos que volver…jaja

CONTINUARÁ…

Laura Lourido

Ser cabezota puede ser un defecto, o no. Éste calificativo que tan bien me describe ha sido el impulso que he necesitado todos éstos años para crecer en mi proyecto de marca personal. Bienvenidos a mi mundo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos desde Blog

MÁS QUE UNA FOTO

Puedes sentir el agua fría en los pies, el cosquilleo de la arena entre los dedos