UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

//

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, por eso hoy quiero que hablemos de la relación entre nuestros sentimientos y lo que transmitimos. En concreto, de las fotografías y su carga emocional.

Siempre me decís que mis fotos os hacen sentir mucha paz, quizás sea la misma que yo siento al sacarlas, y me alegro de ser capaz de haceros sentir a través de ellas, a través de algo tan simple a priori. No sé si es o no cuestión de sensibilidad, pero me alegro de que seáis capaces de hacerlo, y de ver con vuestros ojos lo que los míos captaron con anterioridad.

VER CON EL CORAZÓN

Soy de las que pienso que para sacar una foto no sólo es necesario encontrar un lugar bonito, para sacar una foto hay que dejarse llevar, dejar que la cámara transmita no sólo lo que ven nuestros ojos, sinó lo que nuestro corazón siente y quiere compartir en ése momento. Del mismo modo, para que una foto nos emocione no es necesario nada más que sentirla, observar su contenido con el corazón. Puede que ése cielo azul no te diga nada a simple vista, o puede que te recuerde a alguna persona, a algún lugar, o a aquel momento feliz que tanto añoras.


Las fotografías tienen un poder que no mucha gente conoce, por lo que os animo a que a partir de ahora, os detengáis delante de cada una de ellas. Estoy segura de que seréis capaces de ver más allá si os lo proponéis.

Os dejo una lectura muy interesante sobre el tema, y también alguno de los post que he escrito sobre fotografía.




Laura Lourido

Ser cabezota puede ser un defecto, o no. Éste calificativo que tan bien me describe ha sido el impulso que he necesitado todos éstos años para crecer en mi proyecto de marca personal. Bienvenidos a mi mundo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos desde Blog

MONOI DE TAHITÍ

En el post de hoy os muestro una variada selección de productos cuyo ingrediente principal es

CORAX FAUNA

Tenemos tantos planes pendientes que los fines de semana no son suficientes para darle forma a